Advertisements ad

Catolico: Periódico oficial en Español de la Arquidiócesis de Chicago

Parroquias realizarán colecta anual para ancianos religiosos

Texto: USCCB

La colecta, llamada “Compartan su cuidado” y que ayudará a religiosas, hermanos y sacerdotes religiosos de la tercera edad, está programada para el 12 y 13 de diciembre.

Washington- Bajo el tema “Compartan su cuidado” se llevará a cabo una colecta anual a favor del Fondo para la Jubilación de Religiosos en la mayoría de las parroquias a nivel nacional, los días 12 y 13 de diciembre.

En su vigésimo segundo año, esta colecta es coordinada por la Oficina Nacional para la Jubilación de Religiosos (NRRO, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, y beneficia a miles de religiosos y religiosas cuyas comunidades carecen de adecuado financiamiento para la jubilación de sus miembros.

“Esta colecta ha sido tradicionalmente la campaña más exitosa en la historia de la Iglesia en los Estados Unidos, lo cual es un testimonio de la gratitud de muchos por los servicios que han recibido de las órdenes religiosas”, dice la Hermana Janice Bader, de las Hermanas de la Preciosísima Sangre, de O’Fallon, Missouri, y directora ejecutiva de la NRRO.

“Me siento continuamente alentada por la abrumadora generosidad de los católicos hacia este fondo cada año”, declaró la Hermana Bader. “Incluso en estos tiempos de dificultades financieras, los católicos en toda la nación encuentran formas de devolver su gratitud a los religiosos y religiosas que tanto se sacrificaron por nuestra Iglesia y nuestro mundo”, comentó.

La colecta de 2008 recaudó 28.2 millones de dólares. Desde 1988, los católicos han donado cerca de $589 millones de dólares, en respuesta a esta convocatoria anual. Aproximadamente 95 por ciento de estos donativos se distribuyen casi inmediatamente para apoyar el cuidado de religiosos y religiosas ancianos.

Por ejemplo, la colecta de 2008 permitió a la NRRO distribuir más de $23 millones a 483 institutos religiosos. Estos fondos contribuyeron al cuidado del día a día de religiosos ancianos y ayudaron a los institutos religiosos a implementar estrategias a largo plazo para su jubilación. La NRRO también distribuyó cerca de tres millones de dólares en asistencia financiera específica dirigida a proyectos de auto-ayuda, como instalaciones de salud colaborativas, emprendidas por institutos religiosos.

La crisis de los fondos de pensión para religiosos se desarrolló a medida que cambiaba la composición demográfica de los institutos religiosos, pues actualmente hay más miembros de mayor edad que jóvenes. El problema se agrava con los elevados costos de los servicios de salud, los cuales se han disparado. Hoy día, en Estados Unidos hay más de 35,000 religiosos y religiosas con edades por encima de 70 años, de los cuales más de 5,500 requieren cuidados especializados.

Históricamente, los religiosos y religiosas de edad avanzada trabajaron durante años por salarios muy bajos que fueron reinvertidos en sus ministerios, como escuelas y agencias de servicios sociales. En el pasado, cuando había suficientes miembros jóvenes que se ocupaban de cuidar a los mayores, la jubilación no era una prioridad.

Se espera que en los próximos 10 a 15 años el número de religiosos con edades entre 25 y 74 años decline de manera pronunciada y que el ingreso de los institutos religiosos decaiga precipitadamente. Para más información, visite www.retiredreligious.org.