Advertisements ad

Catolico: Periódico oficial en Español de la Arquidiócesis de Chicago

El rostro del Dios de la misericordia

Juan Carlos Farias

Oficina para la Catequesis

Con este título se resume la idea central del Evangelio de San Lucas. El Evangelio de San Lucas será el evangelio que la Iglesia proclamará y escuchará durante el próximo año litúrgico 2010 que comienza el Primer Domingo de Adviento, 29 de Noviembre de 2009. Aunque estaremos leyendo algunos pasaje del evangelio de San Lucas durante los tiempos de Adviento y Navidad no será sino hasta que comencemos la Tercera Semana del Tiempo Ordinario (24 de Enero de 2010) que iniciaremos una lectura más ordenada del evangelio. Sin embargo, el tiempo ordinario queda interrumpido por los tiempos de Cuaresma y Pascua y no será sino hasta el primer domingo de junio que se volverá a retomar la lectura y proclamación del evangelio de san Lucas.

San Lucas cuenta con algunos pasajes extraordinariamente significativos al presentarnos a un Dios misericordioso y generoso. Comienza el evangelio presentándonos a una pareja de ancianos, Zacarías e Isabel, que no tenían familia pues Isabel era estéril. La edad avanzada y la esterilidad de Isabel son dos palabras claves para la interpretación del pasaje y que de alguna manera Isabel expresará su sentir al decir: “al hacer esto conmigo, el Señor me libró del desprecio de la gente” (Lc1:25).

En Lc 7:36 encontraremos otro pasaje interesantísimo con una profundidad sorprendente en cuanto al tema de la misericordia. Este acontece en una comida en casa de Simón el fariseo, a donde Jesús es invitado y al parecer, una mujer entra en escena sin haber sido invitada, pero con una actitud diferente a la del anfitrión que al parecer había mostrado pésima atención para con Jesús. Esta mujer que había sido despreciada por la sociedad calificándole de pecadora, Jesús le da una nueva oportunidad y la acoge diciéndole a Simón: “Te aseguro que si ella da tales muestras de amor es que le han sido perdonados su muchos pecados, en cambio, al que se le perdona poco, mostrará poco amor”.

Más delante encontraremos otros pasajes como el de la mujer enferma de hemorragias (Lc 8:40-48) en donde el encuentro de Jesús cambia la existencia de esta mujer devolviéndole la salud física y espiritual que tanto había buscado. También nos encontramos con el capítulo 15 que nos expone tres parábolas excepcionales (la oveja perdida, la moneda perdida y la parábola del hijo prodigo; considerada por muchos el mejor retrato de la misericordia). Sin duda que San Lucas tiene muchos pasajes interesantes donde podemos descubrir el verdadero rostro de Dios que siempre ha estado en espera de que el ser humano retorne a él.

Otro tema importante en San Lucas es el de la oración. San Lucas comienza su evangelio en el templo, cuando Zacarías se prepara para ir a ofrecer el incienso (Lc 1:11b). El incienso tiene un simbolismo muy importante en nuestras liturgias y es usado en ocasiones muy especiales para enfatizar la importancia de la ceremonia. El humo del incienso perfuma el ambiente haciendo de ese momento un profundo encuentro de oración con Dios y que como indica el salmista en el salmo 141: 2 “Que suba mi oración como el incienso hasta ti...”.

San Lucas presentará a lo largo de su evangelio a un Jesús que ora constantemente y sobre todo en los momentos clave de su vida. De hecho, antes de morir Jesús en la cruz eleva una oración: “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu” (Lc 23:46b) y que de manera importante la Liturgia de las Horas la recuerda en la oración de la noche antes de ir a dormir al proclamar después de la lectura breve esta misma oración.

Sin duda que el estudio de las Sagradas Escrituras será una de las exigencias para el católico de hoy, ya que el Sínodo de obispos que se celebró en octubre de 2008 pedía a los fieles acercarse más a la lectura diaria de la Sagrada Escritura. Continuando con este mismo sentir, la Iglesia en los Estados Unidos ha querido dar un énfasis a este llamado urgente de la Iglesia universal al titular el Domingo Catequético: “La catequesis y la proclamación de la Palabra”.

Teniendo en consideración que san Lucas será el evangelio del próximo año litúrgico y atendiendo al llamado de la Iglesia, la oficina para la catequesis tiene una serie de iniciativas para ayudar a nuestra comunidad a responder a su llamado.

La primera se ofrecerá mediante el curso sobre el Nuevo Testamento que ofrece la Escuela Bíblica. Este año no sólo se estudiará un evangelio, sino los cuatro, las cartas paulinas y apostólicas de una forma sistemática, proporcionando herramientas de interpretación.

La segunda iniciativa se ofrecerá en la parroquia de Santa María del Popolo en Mundelein como parte de una Misión Bíblica que comenzara el Miércoles 21 de octubre y que continuará por cuatro miércoles consecutivos. El tema de estudio de esta Misión Bíblica será el evangelio de san Lucas y en la que tendremos como facilitador a Ricardo López Rosas, un doctor en Sagrada Escritura de origen mexicano.

Para más información puede llamar al 312-534-8049 o escribir a Jfarias@archchicago. org o buscar en la pagina digital www.catechesis-chicago.org bajo el encabezado de español.