Advertisements ad

Catolico: Periódico oficial en Español de la Arquidiócesis de Chicago

La “política” de la Misiones de la Alta California

Alicia Juárez - García

Oficina de Justicia Racial

Este verano tuve la dicha de viajar por tierra a California. Siempre es fascinante viajar por tierra, especialmente cuando el viaje permite conocer varios estados y ciudades. Esto nos da la oportunidad de conocer no únicamente diferente ciudades sino también presenciar las diferentes subculturas de cada estado y ciudad.

Uno de los intereses para realizar el viaje a California era el visitar y conocer un poco más las Misiones en California. La misión que pude visitar fue la Misión de San Fernando. En realidad no sé lo que esperaba conocer a través de mi visita, además de ver la fachada y el interior de la misión. Aún más, realmente no sabía qué podría compartir con ustedes a través de una óptica de sensibilidad étnica o anti-racista. Lo cierto es que la historia de esta misión, como la de las otras misiones tiene dos perspectivas, la perspectiva de los misioneros y la perspectiva de los indígenas. La perspectiva de los misioneros usualmente se centra en su meta de convertir al indígena de sus creencias paganas al cristianismo. Pero la perspectiva del indígena muy a menudo no es tan gloriosa en comparación a la del misionero. Al contrario, muchas veces llega a ser dolorosa e incluso llega a ser una historia llena tristeza y hasta de coraje.

Tratar de compartir con ustedes una o las dos perspectivas no llegaría a ser muy diferente de las perspectivas que tuvieron los misioneros e indígenas en México y puede llegar a convertirse en un gran debate sin fin y algo delicado. Sin embargo, primero tendría que conocer más a fondo las dos perspectivas para poder exponerlas de una manera justa, respetuosa y constructiva; quizás lo llegue a hacer en un futuro.

A pesar de lo anterior existe una perspectiva muy interesante sobre la importancia y el motivo de la existencia de las Misiones en California.

Un aspecto que en la actualidad llegamos a olvidar, o a ignorar, es que en la época de Hernán Cortes los motivos para explorar nuevos territorios en beneficio de los países europeos, no se centraban únicamente en encontrar riquezas como metales o piedras preciosas sino que tenían que ver con la rivalidad que existía en aquel tiempo entre distintos países de Europa. Esto hacía que una de las metas de los exploradores fuera la de ser el primero en colonizar algún territorio ‘nuevo para Europa’ y poder defenderlo este. Otro punto que tenemos que recordar es que por distintas razones la Iglesia y el rey de España tenían un interés mutuo de llegar a obtener el mayor poder entre los otros países del viejo continente.

Considerando lo anterior las expediciones hacia California empezaron en la Baja California en el año 1533 bajo las órdenes de Hernán Cortés. Varias de estas primeras expediciones llegaron a ser muy difíciles por razones geográficas y también muy costosas. Esto provocó que se diera una corta temporada en la que las expediciones a Alta California no tuvieran mucha prioridad.

En el año 1768, el rey de España envía al inspector general, Don José de Gálvez para asegurar el territorio de la Baja y la Alta California ya que España sé había enterado que este territorio estaba ‘en peligro’ de convertirse en territorio ruso ya que habían logrado entrar el norte de América por medio del Estrecho de Bering y tenían una intención de expansión hacia el sur del continente. José de Gálvez eligió a fray Junípero Serra para guiar la expedición con el fin de reestablecer las primeras misiones establecidas por la orden de los jesuitas y de fundar más misiones. Fray Junípero Serra pudo establecer un total de diez misiones, empezando con la primera, que recibió el nombre de San Diego de Alcalá el 16 de julio de 1769 y culminando con la fundación de la Misión de San Buenaventura el 31 de marzo de 1782, en un Domingo de Pascua.

El resto de las veinte misiones fueron establecidas hasta el año 1803.

Como conclusión, me pregunto ¿cuál fue el significado y la meta de los grupos misioneros? Y más aún ¿acaso esta meta y significado realmente llega a encarnar el mensaje que nos dio Jesucristo? ¿Que piensa usted?