Advertisements ad

Catolico: Periódico oficial en Español de la Arquidiócesis de Chicago

Rey Flores en pie de lucha contra la pobreza

Texto: Clemente Nicado

La Arquidiócesis de Chicago nombra a Rey Flores como su nuevo Director la Campaña Católica para el Desarrollo Humano (CCHD) y del Programa Parish Sharing (PSO, por sus siglas en inglés) que busca una mayor redistribución de los recursos entre las parroquias arquidiocesanas.

Flores asume el cargo con una experiencia de 20 años en el trabajo comunitario, particularmente en el área de servicios sociales y organizaciones comunitarias, luchando por los derechos de los inmigrantes, a favor de los desamparados y de los trabajadores.

Nacido en 1967 e hijos de padres mexicanos, el nuevo director de CCHD (por sus siglas en inglés) es también un conocido columnista en Chicago y suburbios que defendido con su pluma la causa de los inmigrantes y de temas sociales recurrentes en la comunidad latina, tales como la como la violencia doméstica y la lucha contra el aborto.

En entrevista con Chicago Católico habla brevemente de algunos de los temas que serán su prioridad al frente de este departamento, de responsabilidad, retos y del derecho a la vida, así como de la importancia de las donaciones para mantener en pie un programa que es vital para la comunidad hispana.

Se trata de una responsabilidad muy grande, asignada por Dios mismo. La pobreza sigue creciendo en todo el país, tenemos más gente con necesidades de todo tipo y muchos menos recursos que antes, afirmó.

¿Cuáles son los retos que enfrentas?

Uno de los restos es aprender más acerca de la comunidad, enfocarse aún más en las necesidades de los pobres y trabajar de forma coordinada con parroquias y otras agencias, de modo que podamos brindar ayuda lo más efectivamente posible con los pocos recursos de que disponemos. Creo que hemos perdido un poco el enfoque de la familia.

El enfoque está en cómo ayudar a esta gente en asuntos como derechos laborales. Tenemos muchos trabajadores en nuestra comunidad que aún trabajan sin ningún tipo de beneficio. Tenemos que luchar contra la violencia en todas sus manifestaciones y para proteger el medio ambiente, entre otros frentes que tienen que ver con desarrollo humano.

¿Cómo piensas lograrlo, cuál es la estrategia a seguir?

Con el apoyo de todos los católicos. Aunque se encuentre en necesidad, siempre debemos pensar que hay gentes más pobres que usted. Es importante que nos apoyemos uno a los otros, darles a conocer por diferentes vías que juntos podemos lograr nuestros objetivos y que hay una campaña que colaborará de la misma forma.

Otro asunto es el derecho a la vida. Tenemos que respetar mucho la vida. En la comunidad hispana no nos damos cuenta a veces lo mucho que afecta el aborto. A veces adoptamos una nueva cultura anglosajona y nos olvidamos de las tradiciones católicas que tenemos como hispanos.

Tenemos que combatir también la pobreza espiritual, la falta de respeto por la vida y dignidad humana. Si no le permitimos el derecho a la vida a un ser humano, todos los derechos humanos subsiguientes no tienen valor verdadero.

Podría explicar en qué consiste el Programa Parish Sharing

El programa Parish Sharing (Parroquias compartiendo), es una oportunidad para que ciertas parroquias con más recursos puedan echarle la mano a las parroquias más pobres de nuestra Arquidiócesis. El recurso obvio mas necesitado es el dinero, pero también las parroquias pueden compartir sus talentos musicales con coros o si no, ser voluntarias para limpiar, pintar o arreglar edificios o escuelas parroquiales. No hay límite en los tesoros que Dios nos ha dado para que las parroquias participantes puedan compartir unas con las otras.

Nuestra responsabilidad es simplemente facilitar la conexión entre las parroquias. Lo que suceda a partir de ahí es responsabilidad de las parroquias, claro está, con todo nuestro apoyo.

En noviembre viene la colecta para la Campaña, ¿qué opinas al respecto?

Será los días 21 y 22 de noviembre. Esta colecta es fundamental para el funcionamiento de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano. Con el dinero recolectado se apoyan diferentes proyectos comunitarios de los que hemos hablado como la lucha contra la violencia, derechos de inmigrantes, trabajadores, violencia doméstica, etc. El apoyo de la comunidad es clave para ayudar a la gente que está en riesgo.

Si realmente somos conscientes de la gran necesidad que existe en nuestra comunidad, nos daremos cuenta de que se carece de lo más elemental, por ello, la colecta no debe limitarse a la temporada navideña. Es por eso que impulsaremos las donaciones por Internet para que la Campaña pueda recibir donaciones durante todo el año. Trataremos de crear más conciencia al respecto. Si nos ponemos en los zapatos de los más pobres, podremos lograrlo.

Esperamos el apoyo de toda los fieles de la Arquidiócesis. Sé que con la cooperación de todos podremos lograrlo.