Advertisements ad

Catolico: Periódico oficial en Español de la Arquidiócesis de Chicago

La omnipresente Margarita García

La cubana figura entre los laicos que serán premiados durante la próxima Gala del Ministerio Hispano por su contribución a la Iglesia Católica de Chicago.

Se le ha visto como lectora, organizando misas, junto a su Virgencita de la Caridad del Cobre, al lado de los enfermos, en un grupo de oración, en Caridades Católicas, Casa Jesús y hasta de asesora del Cardenal Francis George.

Desde hace mucho tiempo, la cubana Margarita García ha sido una figura omnipresente en el Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Chicago, al que ha servido como laica empujada por su profunda fe católica y su afán de ayudar a los demás.

“Dios me ha bendecido tanto y me ha dado tantas cosas que no me merezco, que he querido compartir el talento que me dio a favor de la Iglesia, a ayudar al pueblo de Dios”, dijo.

Y cuando Margarita habla de “bendición” lo dice con la autoridad de quien emigró de Cuba a la edad de 15 años y tuvo que aprender a vivir lejos de su cultura, su idioma y sus padres.

Proveniente de una familia de profundas convicciones religiosas, la que llegó aquí en 1960 había dejado atrás una activa vida vinculada a la Iglesia Católica. Desde pequeña perteneció a la Juventud Estudiantil Católica, el brazo juvenil de Acción Católica, una organización de laicos que ayudaba a la iglesia cubana en catequismo, asilos de ancianos y otras necesidades.

La hoy dueña de Hernández & García, una agencia de Relaciones Públicas en Lincolnwood, emigró a Estados Unidos en el marco de la Operación Pedro Pan, mediante la cual miles de niños cubanos fueron enviados a este país por sus padres, preocupados por el destino de sus hijos bajo un sistema comunista.

Como muchos niños de su generación, la jovencita tuvo que dar un giro brusco a su vida para adaptarse a una nueva vida que no imaginaba.

De la mano de Caridades Católicas, la recién llegada fue puesta al cuidado de una familia de apellido O´Dowd, en Wilmette, Illinois, donde permaneció por dos años.

Los O´Dowd habían sido seleccionados entonces como “La familia Católica del Año” en la Arquidiócesis de Chicago, de modo que pudo continuar la práctica de la religión y, al mismo tiempo, aprender el idioma y continuar sus estudios.

Tan pronto tuvo la oportunidad, ingresó a Barat College, una Universidad Católica, en Lake Forest.

“A lo largo de mi formación, siempre he asistido a escuelas católicas, a excepción de la maestría en periodismo, que obtuvo en 1974, en Northwestern University”, dijo.

Margarita ha dejado su huella en cada rincón de la Iglesia en Chicago, empezando por su parroquia San Lambert, en Skokie, donde ha sido lectora, ministro extraordinario de comunión (para llevarles la comunión a los enfermos) y en el Grupo Hispano de Oración.

“A pesar de que no es una parroquia hispana, este grupo mantiene viva la cultura de hispanos de diferentes países. Es un grupo multicultural”, explicó.

Bien preparada y dispuesta a servir a la Iglesia “en lo que pueda”, Margarita fue nombrada por el Cardenal George para integrar el Consejo Pastoral Arquidiocesano y por mucho tiempo ha sido un miembro de la Junta Asesora de Caridades Católicas.

“Sentí que debía devolverle a Caridades Católicas lo que había hecho por mí”, dijo la actual directora del Consejo Asesor Latino de este órgano caritativo de la Arquidiócesis de Chicago.

Pero esta multifacética mujer, también dirige el Consejo Asesor de Casa Jesús, una puerta para hispanos que se inclinen por el sacerdocio y el diaconado, y a la que Margarita ha estado vinculada desde hace 10 años.

Y, por supuesto, la presencia de la cubana también se ha hecho sentir desde la fundación de Noche de Gala, el principal evento del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis para reconocer a religiosos y laicos en el que Margarita recibirá el premio por su sobresaliente labor como una laica activa.

“Es importante reconocer a las personas que están haciendo algo por su comunidad y la Arquidiócesis para estimular a otros a que lo hagan también”, dijo al ser preguntada al respecto.

Para reservaciones al décimo primer celebración en el Hotel Hilton Chicago el 24 de julio, llame al (312) 534-1080.